Qué es una fiesta exitosa para un organizador

Qué sería un convivio exitoso para un coordinador?
Los participantes se divirtieron sin haber experimentado ningúna situación que los pusiera en riesgo.
Organizar un convivio precisa una preparación real y una determinada cantidad de habilidades.
El trabajo en grupo es por lo tanto esencial: Para cada miembro del equipo, los roles deberían de estar bien establecidos. Idealmente, designe un jefe para cada área : comunicación, prevención / seguridad, asociaciones, barra, audio, etc.
Cuantos más asistentes esperes, más personas necesitarás para auxiliarte. En general, se estima que se requiere un coordinador para cada 30 asistentes. Le sugerimos que tenga una “lista de control” de todos los puntos que debería recordar.
¡Cuida a tus asistentes!
La organización del evento requiere muchisima energía. Resultaría una pena no asegurarse de comentar de ello. Como primer paso, considere elaborar un plan de comunicación.
Fase 1: Organizarse y circularlo en el interior del equipo. ¡Mientras más estructurada sea la comunicación, vas a tener buenos resultados !
Más allá del anuncio del evento (carteles, folletos, redes, medios, sitio en internet …), nunca te olvides de promover todo lo que has organizado (DJs, animaciones), especialmente en materia de prevención, de hecho, puedes tranquilizar a los participantes diciéndoles que el convivio estará controlado y que en absoluto se corre el menor peligro.
Un poco antes, pero también a lo largo de el convivio, informar frecuentemente a lo largo de toda la noche las animaciones que hayas contratado por medio de proyección de videos en una pantalla grande, micro spots, etc.
Seguridad: determinados consejos de sentido común

Evita los envases de vidrio con el propósito de no correr el riesgo de que haya accidentes. Es deseable utilizar envases desechables.
Ten cuidado con las serpentinas y luces (debido a que pudieran caer y lesionar a alguien si no se encuentren correctamente asegurados)
Revisa las salidas de emergencia, que estén visibles y abiertas desde el interior.
Adapta el número de entradas a la capacidad máxima del salón.
Diversas animaciones
Adicionalmente de la atmósfera creada, el fin de las animaciones es dar una opcion al consumo de bebidas alcóholicas u otros productos. Al asistir a una animación, nos encontramos menos sujetos a consumir (demasiado). Esto hace posible espaciar el consumo y además hace posible que las personas que no consumen bebidas alcóholicas por elección disfruten de la velada.
Animaciones que llaman la atención
Juegos, karaoke, concursos de baile, organización de concursos de cócteles sin alcohol, maquillaje, caricaturistas, conciertos, magos, etc.
Por último, servir bebidas alcóholicas nunca deja de contar con sus consecuencias: es un producto cuyo consumo implica muchisimos riesgos . Como coordinador, ¡su responsabilidad es mucha!